26 jun. 2013

COMUNICADO ENLACE 26 DE JUNIO DE 2013



Entidades sociales, personalidades y activistas celebran un histórico día de acción global en ciudades como Sevilla, Londres, París, Nairobi, Dodoma, México D.F., Mostar u Oslo para denunciar los daños causados por la “Guerra contra las Drogas” y plantear políticas más educativas, justas y eficaces.


Más de 70 personas, convocadas por la Federación Andaluza ENLACE, se han concentrado hoy ante la Delegación del Gobierno en Andalucía, sita en la ciudad de Sevilla, y han presentando un documento con reivindicaciones, con motivo del Día Internacional de Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas, para apoyar la Campaña Global “Apoya, No Castigues (Support, Don´t Punish)”. Actos similares se han celebrado simultáneamente en otras 25 ciudades del planeta.
En concreto, ENLACE ha pedido en esta Jornada de Acción una política de drogas más justa que no criminalice a las personas consumidoras. En palabras de Antonio Escobar, presidente de ENLACE, “la guerra contra las drogas no ha conseguido reducir los niveles de consumo de drogas ilegalizadas ni los riesgos asociados a dicho consumo; muy al contrario, ha llevado a millones de personas en el mundo a frecuentar el mercado negro, a consumir en condiciones no higiénicas, a contraer enfermedades como el VIH y la Hepatitis C, a llenar las prisiones e incluso a perder la vida”.
La Federación Andaluza ENLACE lleva años demandando un cambio en la política de drogas que abandone prejuicios morales e ideológicos y plantee medidas basadas en la defensa de los derechos humanos y la evidencia científica. Asimismo, las más de 100 entidades que la forman, exigen un apoyo más decidido por parte de la Administración ante la problemática de las adicciones, fomentando programas de incorporación social, prevención, reducción de daños y acompañamiento. Según Antonio Escobar, “nos preocupan los recortes sociales, pues afectan principalmente a las personas más vulnerables y, sobre todo, a aquellas que ya sufrían situaciones de exclusión social mucho antes de que empezara la crisis. Están desapareciendo programas y recursos esenciales para las personas drogodependientes, como los centros Andalucía Orienta, o el Programa Arquímedes. Otros, como las Comunidades Terapéuticas o el Programa Red de Artesanos cuentan con largas listas de espera. En 2012, la Junta de Andalucía dejó de financiar a los Centros de Día conveniados con asociaciones, teniendo que cerrar varios de ellos. También hay recortes en prisiones (acceso a medicamentos, asistencia jurídica,…), a la vez que el Gobierno presenta un proyecto de reforma del Código Penal que supone una mayor represión y control penal de colectivos como el de personas drogodependientes, con problemas mentales, etc.”
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario